Conocer los nudos marineros es algo muy útil ya que permiten atar dos cabos entre sí, amarrar un barco, izar a alguien que ha caído al mar… pero en esta ocasión, de entre todos ellos haremos una especial mención al nudo llano o también conocido como nudo de rizo. Es uno de los nudos marineros más básicos, y aunque se dice de él que no es un nudo demasiado seguro, es bastante útil para determinadas ocasiones.

Principalmente se utiliza para unir dos cabos del mismo tipo e igual mena (grosor) que vayan a estar sometidos a un trabajo constante, ya que si no, se afloja con facilidad. Se trata de un nudo sencillo tanto de hacer como de deshacer, formado por dos nudos simples anudados en direcciones opuestas. Su nombre también se debe a que se utiliza para poner un rizo. Maniobra en la navegación que consiste en reducir la superficie efectiva de una vela cuando hay una subida en la intensidad del viento durante la travesía.

Si nos detenemos un momento, podemos observar que las funciones que nos brinda el nudo llano son de gran utilidad para manejarnos por la vida. Argumentaremos el por qué de nuestro símil.

Se dice que una persona es llana como sinónimo de estabilidad, sinceridad, austeridad y sencillez. Cualidades de cierto valor en estos tiempos donde muchos se quejan de la inestabilidad, hipocresía y consumismo. Aunque seguramente haya quienes asocien estas cualidades a una personalidad que no presenta ninguna riqueza o especial peculiaridad. Aquí se podría señalar que hay un matiz diferente entre lo que entendemos por una “persona llana” y una “persona simple”.

Hemos hablado con anterioridad de que uno de los principales usos del nudo llano es enlazar dos cabos semejantes, de ahí que tradicionalmente este nudo haya tenido un significado simbólico entre pescadores y grupos de scouts para quienes representa la unión. Sabemos que un vínculo sano debe estar basado en un principio de igualdad entre las partes; Y como hemos comentado también, para que el nudo se mantenga firme debe estar sometido a un trabajo constante, algo a lo que debe enfrentarse cualquier tipo de relación que quiera ser mantenida en el tiempo.

Otra de las característica del nudo llano es que es fácil de hacer y deshacer, y esa tendría que ser la tendencia en la manera de relacionarse, poder establecer vínculos que resistan ciertas tensiones, pero a la vez poder romper esa unión cuando pueda estar perjudicando a aquellos que la están manteniendo.

Por otro lado, es común a muchos la experiencia de tener que enfrentar vientos de intensidad elevada que los hacen escorar o zozobrar en sus vidas. Para lo cual es útil poder “tomar un rizo”: bajar el nivel de exigencia, adecuar el grado de exposición, aminorar la marcha, adaptarse a las circunstancias, anticiparse a los peligros… En la mar se dice que el momento adecuado para poner un rizo, es justo aquel en el que te planteas si sería adecuado o no ponerlo.

Por último, ¿sería muy disparatado ver en esos dos nudos simples anudados en direcciones opuestas un cierto parecido a un chaleco salvavidas?